Este es un precioso vídeo que no he querido dejar de presentaros, dedicado a las madres. La labor de las madres va muchísimo más allá de las tareas domésticas, que aunque sean necesarias para pasar el día a día, son las menos importantes que una madre puede ofrecer a sus hijos. Porque como una madre, nadie podrá educar mejor a su hijo en los primeros años de vida. Querer, proteger y cuidar son palabras que siempre van asociadas a una madre, y a un padre faltaría más. Sin embargo el potencial para educar y enseñar a un hijo a ser una gran persona, a desarrollar su potencial para que sea una realidad y de este modo su futuro se vaya dibujando a mejor día tras día durante la niñez, esos potenciales también los tienen una madre y un padre. Empoderar a madres y padres para ello debería ser una misión en nuestra sociedad, aunque no siendo así, nos queda poner nuestro pequeño grano de arena, empezando por algo tan simple como una justa repartición de las tareas domésticas, y educando desde el principio a los niños a participar en ellas en el hogar.

Acabar con el día completamente ocupado y con cansancio por el trabajo y los quehaceres básicos en el hogar nos impide realizar la labor más importante de todas, enseñar a nuestro hijo jugando y disfrutando con ello, por ejemplo algo tan importante y que marcará el resto de su vida estudiantil como aprender a leer bien cuanto antes porque cuanto antes se empieza, más fácil resulta y antes se empieza a disfrutar de la lectura y aprender gracias a ello.

Es una cuestión de prioridades, y encontrar en el día a día los momentos para educar y enseñar a nuestros hijos es la mejor inversión de futuro para ellos, se trata de labor más importante y  satisfactoria que una madre y un padre puede ejercer con sus hijos.

Por favor, no dejéis de ver este delicado vídeo en el que las tareas desbordan a una madre y cómo sus hijos reaccionan…

Los mejores deseos de felicidad para ti y tu familia,
Nuria Ferres