Disfruta de tus hijos en familia todo lo que puedas porque el tiempo pasa tan rápido”. Seguro que esta frase la has oído muchas veces, probablemente incluso te la haya dicho tu madre, tu abuela o una amiga cuando nació tu hijo.

Es una frase sencilla, que puede pasar por alto, pero que encierra mucha sabiduría dentro. Se transmite de generación en generación porque, como muchos otros buenos consejos, se olvida fácilmente y, de repente, ¡ya está! tu hijos ya han crecido, ya van a entrar en la adolescencia… otra etapa maravillosa, por cierto. Y, adiós a la infancia, tu bebé ya ha crecido para bien, por supuesto.

Pero todos, todos los recuerdos dorados en familia quedan bien grabados en tu corazón: las canciones que le cantabas, los masajes a su lindo cuerpecito, los cuentos que le leías. Todo sigue ahí, como la semilla plantada y cuidada con amor, tu hijo lo llevará siempre consigo, por eso tendrás un hijo mayor feliz y competente el día de mañana.

A las mamás y papás sinceramente disfrutar al máximo todos los momentos en familia,

Nuria Ferres

Experta en Estimulación Temprana