Aprender a escribir con la Estimulación Temprana

Aprender a escribirCuando pensamos en enseñar a escribir a un niño, tendemos a pensar que se trata tan sólo de una habilidad manual y usamos esas libretas de caligrafía interminables y aburridas en las que hay que repetir letras sin sentido. Pero escribir es en primer lugar una habilidad intelectual y, en segundo lugar y por orden de importancia, una habilidad manual.

Siguiendo las recomendaciones de los mejores maestros en la enseñanza temprana como Glenn Doman y teniendo en cuenta lo que me ha funcionado de maravilla en mis propios hijos, lo primero que hay que hacer es olvidarse de esas libretas de caligrafía porque no tienen nada que con lo que  debería ser la aventura de aprender a escribir, en el sentido más amplio de la palabra.

El niño es un genio de la lingüística, sí… pero para poder convertir su potencial en talento real necesita un camino fácil y a la medida de su desarrollo. Necesita que el aprendizaje quede desgranado en partes que le permitan aprender una sola cosa cada vez, que es la clave de toda buena enseñanza.

En cambio, todo lo que nos han enseñado mal y demasiado tarde acaba por convertirse en algo que no nos gusta porque nos cuesta hacerlo. Sucede con la lectura, con aprender a tocar un instrumento musical, con dibujar, con practicar ciertos deportes, en fin, con el aprendizaje en general y, por su puesto con la escritura. Tristemente solemos quedarnos a medio camino en todo, sin que nuestro talento natural pueda florecer por falta de oportunidades de desarrollo en un principio, cuándo éramos niños y todo nos resultaba tan fácil de aprender. Nos conformamos pensando que el talento es algo innato para justificar nuestras propias limitaciones, pero la realidad es que el talento sigue un proceso de desarrollo que depende de las oportunidades que se hayan tenido desde el nacimiento.

La estimulación temprana aplicada a “aprender a escribir”

Si entendemos que la estimulación temprana es ofrecer oportunidades al niño para el desarrollo de su talento, no podemos quedarnos meramente con la parte manual de la escritura, tenemos que ir más allá y llegar a la parte verdaderamente importante de aprender a escribir: la intelectual o creativa.

Los niños pequeños pueden iniciar la parte intelectual (creativa) de la escritura mucho antes que la parte manual, es decir, mucho antes de que se sientan cómodos con un lápiz y un papel.

Es el proceso creativo el que separa al buen escritor del escritor mediocre. No fue la habilidad manual de Cervantes lo que le hizo distinguir como un genio, sino su habilidad creativa. De hecho, es de escasa importancia si podía escribir manualmente o no, pues bien podría haber dictado su trabajo a alguien que le hubiera hecho de “secretario” y esto no hubiera supuesto ninguna diferencia en su genialidad como escritor.

Lo más importante para un escritor, sea Cervantes, Shakespeare o cualquier otro que prefieras, es exactamente lo mismo que para la genialidad lingüística de tu niño pequeño: la necesidad de expresarse.

Otro aspecto importante para aprender a escribir es aprender a leer. Es un hecho que los buenos escritores son buenos lectores. Difícilmente ser puede ser un buen escritor sin ser un buen lector porque los buenos lectores adoran las palabras, las encuentran con menos esfuerzo y las usan de la mejor manera para que todo encaje.

Aunque en este artículo no es posible abarcar todo el proceso de aprender a escribir desgranado en sus partes más simples que permiten al niño aprender una sola cosa cada vez, si daré algunas recomendaciones:

  • Mientras tu hijo aún no es capaz de escribir por sí mismo, puedes hacerle de “seceretaria” escribiendo por él sus pensamientos, ideas, cuentos o lo que le ha sucedido a lo largo del día en un pequño diario.
  • Enséñale a leer cuánto antes y con un buen método.
  • Sé un ejemplo para él, tu hijo simepre quiere imitarte. Si te ve amenudo escribiendo o leyendo lo verá como algo natural y seré más fácil que él también lo quiera hacer.

Para más información sobre el tema te invito a que visites este producto:

http://aumentalainteligenciadetuhijo.com/estimulacion-temprana

Por tu felicidad y la de tu hijo,

adelante con la estimulación temprana,

Nuria Ferres