Aprender a leer – Estrategias de lectura

Estrategias de lectura | Estimulación TempranaUna buena estrategia, aunque no la única, para que tu hijo sea un buen lector y disfrute con la lectura el día de mañana es convertir los ratos de lectura en casa en momentos agradables para compartir contigo.

El objetivo es doble porque tan importante es que tu hijo aprenda a leer y disfrute con ello como que vuestra relación esté llena de ratos agradables, de calidad, respeto y amor. Sin duda, los mejores momentos del día…

Y ¿cómo han de ser estas sesiones de lectura?

A parte de otras estrategias de lectura que puedes aplicar a lo largo del día para que tu hijo aprenda a leer, procura reservar diariamente, si es posible, una sesión de lectura para compartir, con la simple idea de disfrutar de un rato agradable con tu hijo utilizando como actividad la lectura.

Estrategias de lectura

Siéntate cómodamente con tu hijo a tu lado, pon el libro o cuento entre los dos para que tu hijo también pueda ver el texto y lee siempre tú, con entonación y fluidez, para disfrutar de la historia. Esta sesión diaria tiene que ser muy especial, sólo para disfrutar de la lectura, no le pidas a él que lea, solamente lee tú, a no ser que él quiera hacerlo por supuesto.

Se trata de unos ratos agradables que podéis compartir gracias a la lectura y que le pueden ayudar a ver con placer esa actividad. A demás puedes hacerlo sea cual sea la edad de tu hijo siempre y cuando el cuento o libro sea interesante para él. Ya que vas a leer tú, procura no buscar cuentos o historias demasiado infantiles para la edad de tu hijo, mejor historias de aventuras interesantes aunque tengas que parar para ir explicándole alguna cosa de la historia. Tiene que estar emocionado con la historia, tiene que tener ganas de seguir con lectura al día siguiente. Para ello también es importante no hacer la sesión demasiado larga, mejor déjalo con ganas y para antes de que él quiera parar. Al día siguiente podéis seguir por donde lo habíais dejado. Verás con que ganas espera la sesión de lectura, te sorprenderás. Así es que sobre todo, busca una buen libro, incluso quizá podáis elegirlo juntos en la biblioteca.

Ojalá lo hagas y puedas disfrutar de esos momentos porque funcionan muy bien. Con lo rápido que pasa el tiempo no te darás ni cuenta que pronto tu hijo te dirá “mamá (o papá) no hace falta que me leas tú, ya me lo leo yo solo” y echarás de menos esos ratos de lectura… pero habrás conseguido dos cosas muy importantes, que a tu hijo le guste leer y que hayáis compartido tiempo de calidad juntos.

Que seáis muy felices,

adelante con la estimulación temprana.

Nuria Ferrés

Otros artículos relacionados con estrategias de lectura y  aprender a leer en el marco de la estimulación temprana:

Estimulación Temprana en la Lectura

Aprender a leer