A menudo se juzga sin conocer, se critica sin saber, así es que esta vez voy a defender la estimulación temprana explicando lo que No es pero que, a veces, se le atribuye por quien no la conoce.

La estimulación temprana No es no respetar al bebé o al niño. Eso se consigue hablándole mal (gritos, insultos), eso se consigue si no se le trata con educación, eso se consigue cuestionándole todo lo que hace. Y de forma más sutil, tampoco es respetarlo cuando se le examina en plan: “¿qué pone aquí?”, “lee en voz alta”, es decir cuando se le exige demostrar lo que sabe porque no nos fiamos de que esté aprendiendo nada…

Un paso muy importante es comprender que para tu hijo es más fácil y fascinante aprender de lo que lo es para ti, por más que tengas facilidad y muchos intereses… Frenar su necesidad de aprender con comentarios como “ya lo aprenderá más adelante, hay tiempo” no le beneficia porque tu hijo sabe que después, o bien ya habrá perdido el interés o bien le será más difícil aprenderlo, por eso quiere hacerlo ahora.

La clave es darle oportunidades de crecimiento, de aprendizaje, de observación (¡y no quiere decir mirar la tele eh!).

La estimulación temprana No es no respetar sus ritmos. La información que generosamente le proporcionas tiene que estar adaptada a su capacidad y a sus gustos, personalizada. Por eso es difícil que pueda venir de la escuela, solo una madre conoce tan bien a su hijo.

Tu hijo aprenderá de todas maneras, lo bueno y lo malo. Guíale para que aprenda lo bueno y bello que hay en el mundo y que nos hace más humanos: la naturaleza, el arte, la ciencia, la vida personajes interesantes, habilidades importantes para la vida…, todo ello de forma organizada, ordenada según su mundo se va expansionando, siempre disfrutando del proceso.

La estimulación temprana No es sobreestimularlo porque en el momento en que no quiere más, deja de mirar, lo notarás en seguida. Y, no querrá más información en un momento dado porque, o bien ya sabe lo que le estás mostrando, o ese no es un buen momento porque tiene otras necesidades básicas que atender o es demasiado difícil (te has saltado pasos) o demasiado fácil (estás insultando su inteligencia).

La estimulación temprana No es sobreexcitarlo, eso solo se consigue con un exceso de videojuegos, televisión, internet en plan mirar cualquier chorrada por youtube, demasiadas bebidas azucaradas o caramelos…

La estimulación temprana No es estresarlo, eso lo consigues ocupando todo su espacio (léase tiempo) en actividades escolares y extraescolares que no quiere hacer, o transmitiéndole tu propio estrés y nerviosismo. Tu hijo es un radar de tus sentimientos, por más que intentes disimularlos… Tener un hijo es una gran oportunidad para superarse uno mismo y ofrecerle el mejor ejemplo que puedas darle, la mejor versión de ti. Puedes hacerlo porque siempre hay tiempo para mejorar.

La estimulación temprana No significa no dejarlo jugar, porque enseñarle a leer por ejemplo, es uno de los juegos más emocionantes para un niño, porque hacer deporte con él es un tiempo de juego maravilloso, porque el día tiene muchas horas y hay tiempo para todo. Además, ¿por qué juega un niño? Su tiempo es precioso y él lo sabe, no juega para pasar el rato… está aprendiendo, ¿cómo iba la estimulación temprana a no dejar jugar al niño si es parte de su propio concepto?

La estimulación temprana No es matar la curiosidad, bien al contrario porque, cuando aprendes, quieres aprender más; cuando sabes, quieres saber más… así es la naturaleza de la curiosidad humana.

Si tuviera que resumir en una sola frase lo que sí es la estimulación temprana, diría que:

la estimulación temprana es brindar a tu hijo oportunidades de aprendizaje con generosidad y respeto para que su mundo se expansione y pueda adquirir conocimientos, habilidades y capacidades que le permitan ver retos interesantes en la vida en lugar de problemas insuperables.”

¿Puede haber mejor labor para una madre y/o un padre?

En realidad, ésta es “la labor”…

Nuria Ferrés

Para madres y padres: http://aumentalainteligenciadetuhijo.com/estimulacion-temprana/