Matematicas para niñosMatemáticas para niños

Se ha infravalorado tanto el coeficiente intelectual de los niños pequeños y limitado su potencial a lo largo de la historia, en ocasiones por experimentos erróneos… por ejemplo en las matemáticas para niños.

Apuesta por tu hijo y acertarás siempre; pero tu ya sabes lo inteligente que es. No permitas que nadie diga lo contrario jamás. Cuando una madre o un padre hablamos de lo inteligente que es nuestro hijo, a menudo se nos mal interpreta, ya hemos hablado de ello en otros artículos sobre el instinto maternal y la estimulación temprana. Sin embargo, está demostrada la genialidad en potencia de los bebés y niños pequeños. Glenn Doman lleva más de 50 años demostrándolo, a pesar de que siga teniendo detractores teóricos. Uno de los personajes que más a perjudicado la reputación de los bebés y, por tanto, limitado su potencial ha sido el famoso psicólogo suizo Jean Piaget, veamos por qué…

Según Jean Piaget, los bebés no desarrollan ningún tipo de sentido de los números al menos hasta los cuatro o cinco años de edad. Piaget decía que antes de esta edad los niños hacen mal el “test de conservación de números”. En este test, se enseña a los niños dos hileras, una de seis vasos y otra de seis botellas. Los objetos de cada hilera guardan la misma distancia entre sí y tienen ambas hileras la misma longitud. Se pregunta a niños de 3 años qué hilera contiene más objetos, y casi todos responden que son iguales. A continuación, si se extiende la fila de vasos de modo que quede un espacio mayor entre cada dos vasos y se hace la misma pregunta, la mayor parte de los niños dirán que en esta hilera hay más objetos. Así que, por lo visto, parece que los niños de tres años creen que el número depende de lo grande que parezca algo. Según Piaget, esto demuestra que los niños pequeños no “conservan” el número.

Veremos en que falla este experimento, pero antes permíteme que te diga que las teorías de Piaget han tenido una enorme influencia en los sistemas educativos occidentales. A menudo se da por supuesto que cualquier aprendizaje matemático antes de los seis años, aproximadamente, es sólo memorización, sin que incluya ninguna comprensión profunda de los conceptos aprendidos. Incluso algunas persona han sostenido que enseñar matemáticas a una edad temprana puede hacer que se vuelvan recelosos o que tengan miedo a las matemáticas. Por eso, durante mucho tiempo en las escuelas, se ha hecho dedicar a los niños muchos años a aprender sobre conjuntos y subconjuntos, lo cual, de acuerdo con Piaget, es una condición previa para adquirir un concepto más profundo del número.

Como indican las científicas Sarah-Jayne Blakemore y Uta Frith en su libro “Cómo aprende el cerebro“:

“Desde que se publicaron las teorías de Piaget, numerosísimas investigaciones han demostrado que la idea de que los niños pequeños carecen de un concepto del número es simplemente errónea. El problema de los test de Piaget es que a menudo pasan por alto aquello de que los niños son realmente capaces. Cuando se analizan los conceptos matemáticos de los niños pequeños sin formular preguntas explícitas sobre los mismos, aquéllos parecen obtener mejores resultados en las pruebas. Esto nos recuerda la importante diferencia entre conocimiento implícito y explícito. El conocimiento implícito puede estar oculto.”

Explicado más llanamente, sabemos que implícito quiere decir “que se entiende incluido sin expresarlo“. En cambio explícito quiere decir “que expresa con claridad una cosa“.

Pensar sobre un concepto matemático y expresarlo son cosas muy distintas, son funciones cerebrales distintas, igual que leer en silencio o leer en voz alta. Esto último, es decir, expresar hacia fuera es mucho más difícil para los niños pequeños e imposible para los bebés, pero eso no quiere decir que en silencio no estén entendiendo la información.

Puedes Desarrollar el potencial de tu Hijo con este Programa de Estimulación Temprana desde el comfort de tu hogar. Para bebés y niños hasta 6 años. el mejor legado que le puedes ofrecer…

Pero entonces, te preguntarás, ¿cómo sabemos que realmente los niños muy pequeños entienden el concepto de número? Pues bien sencillo, no hace falta preguntar nada, observa su actitud. Ponles caramelos (o algo que les interese mucho) en lugar de vasos y verás como ni un sólo pequeñín duda en quedarse la fila en la que hay más caramelos aunque parezca más corta a simple vista .

Y esto fué lo que lo que hicieron en una ingeniosa versión renovada del experimento de conservación de Piaget los psicólogos cognitivos Jacques Mehler y Tom Bever en la década de 1960 en Boston. Ellos demostraron que evidentemente los niños sí tienen concepto del número a una edad mucho más temprana que la sugerida por Piaget.

Pero el daño ya estaba hecho, después de todo era un prestigioso psicólogo suizo quien lo decía, Jean Piaget.

Podemos aprender una buena lección de esta historia, cualquier actividad de estimulación temprana que realices con tu hijo tendrá éxito, será divertida y desarrollará su potencial siempre y cuando sea interesante para el niño y no le preguntes. Si se siente examinado tenderá a responderte de cualquier manera. Es posible que alguno de los niños en el experimento de Piaget sintiese: “sí, ya sé que esta fila la has hecho más larga aunque tenga el mismo numero de vasos, ya sé que quieres que te diga que hay más en esta, qué pesado con los vasos…” Pero en fin… eso ya es historia…

Nuria Ferres