Inteligencia, Crecimiento y Desarrollo

Lactancia materna | Test de Inteligencia | Desarrollo CognitivoQue la lactancia materna es la mejor alimentación para el bebé es ya sabido pero, ¿importa el número de meses de lactancia en el desarrollo cognitivo del niño, es decir, en su inteligencia?  Y la alimentación de la madre durante la lactancia, ¿afecta a la inteligencia que tendrá el niño más adelante?

Recientemente ha salido publicado un artículo científico en la prestigiosa revista JAMA Pediatrics, concretamente el 29 de julio del 2013, sobre la relación existente entre la alimentación durante la infancia y el desarrollo cognitivo en los niños.

Veamos las características de este estudio sobre la lactancia materna y sus resultados…

La investigación se ha realizado en la división médica de recién nacidos del Hospital de niños de Boston y escuela Médica de Harvard en Boston.

Ya existen estudios que han relacionado los beneficios de la lactancia materna con el desarrollo cognitivo del niño, pero pocos estudios han cuantificado la duración de la lactancia o la exclusividad de la lactancia como forma de alimentación en los primeros meses. Además el presente estudio es novedoso porque ningún estudio hasta la fecha ha examinado el papel de la dieta materna durante la lactancia sobre la cognición infantil.

Así pues, el objetivo del estudio era examinar las relaciones entre duración y exclusividad de la lactancia con la cognición infantil a los 3 y 7 años y, además, evaluar hasta qué punto el consumo de pescado por parte de la madre durante la lactancia materna afecta la relación entre la alimentación del lactante y su nivel cognitivo más adelante.

Para ello, el estudio se realizó sobre una cohorte antes del nacimiento que incluyó a las madres a partir del 22 de abril de 1999 y el 31 de julio de 2002, y el seguimiento de los niños hasta la edad de 7 años, incluyendo 1312 (Proyecto Viva) madres y niños. Se evaluó la lactancia materna hasta los 12 meses de edad del bebé.

Las pruebas que utilizaron para evaluar la capacidad cognitiva de los niños fueron la prueba de vocabulario “Peabody Picture Vocabulary Test” a la edad de 3 años para la comprensión del lenguaje oral, el test “Wide Range Assessment of Visual Motor Abilities” para las habilidades motoras y visuales a las edades de 3 y 7 años. También el test de inteligencia Kaufman Brief y el test de memoria “Wide Range Assessment of Memory and Learning” a los 7 años.

Los resultados obtenidos una vez ajustados los valores a las características sociodemográficas, la inteligencia materna y el entorno familiar, fueron los siguientes:

–   Una mayor duración del periodo de lactancia materna se asoció con mejores calificaciones (0’21 en media) a los 3 años de edad en el test de vocabulario Peabody, con incrementos de 0’03 a 0’38 puntos en el test por cada mes de lactancia añadido.

–   También en el test de inteligencia de “Kaufman Brief” realizado a los 7 años, los resultados fueron superiores cuanto mayor fue el periodo de lactancia materna de tal modo que incremento era entre 0’16 y 0’53 puntos más en el resultado de la parte verbal del test (0’35 en media) por cada mes de lactancia añadido; y entre 0’05 y 0’54 puntos más en el resultado de la parte no verbal del test (0’29 en media) por cada mes de lactancia añadido.

–   En cambio la duración del periodo de lactancia no afectó a los resultados obtenidos en el test de memoria “Wide Range Assessment of Memory and Learning”.

–   En lo que respecta a la alimentación que tuvo la madre durante el periodo de lactancia se observaron efectos beneficiosos en las habilidades visuales y motoras de los niños a los 3 años de edad en las pruebas “Wide Range Assessment of Visual Motor Abilities”. Los niños obtuvieron mejores resultados (0’24 en media) en dichas pruebas si sus madres habían consumido pescado 2 o más veces por semana, incrementándose los resultados entre 0’00 y 0’47 puntos por cada mes de lactancia añadido. La comparación se realizó con las madres que habían consumido pescado menos de dos veces por semana, en cuyo caso el resultado del test era inferior (-0’01 en media) y la variación en los resultados era entre -0’22 y 0’20 puntos por cada mes de lactancia añadido.

Las conclusiones del presente estudio recién publicado corroboran la relación causal entre la duración del periodo de lactancia y la comprensión del lenguaje oral y la inteligencia tanto verbal como no verbal que tendrá más adelante en la vida el niño.

Sin duda es de suma importancia que los resultados de este estudio lleguen a tantas madres y pediatras como sea posible.

Por tu felicidad y la de tu hijo,
Nuria Ferrés

Experta en estimulación temprana y master en neurociencias.